Rinitis alérgica


La rinitis alérgica consiste en una inflamación de la fosa nasal causada por una reacción exagerada a una sustancia.

Las sustancias que más frecuentemente pueden provocar rinitis alérgica son los ácaros (organismos microscópicos que viven en el polvo que se acumula en los hogares), pólen de plantas, hongos microscópicos y epitelios de perro o gato.

El paciente con rinitis puede tener mucosidad, obstrucción nasal, estornudos, picor de nariz en ocasiones picor de ojos. La rinitis alérgica es un problema cada vez más frecuente en toda la población.

Afecta enormemente la calidad de vida de los pacientes, alterando la concentración en el trabajo y la escuela e incluso siendo responsable de pérdida de días de escolarización y laboral.

Es necesario realizar un estudio diagnóstico adecuado para determinar en cada caso la causa de la rinitis. Las pruebas diagnósticas incluyen la endoscopia nasal y las pruebas de alergia cutánea, que no son molestas para el paciente. Existen tratamientos muy efectivos para la rinitis alérgica, que deben ser adaptados a cada paciente en finción de su situación clínic